viernes, 16 de enero de 2009

BTL, una línea de conexión eficaz


Hablar de publicidad BTL es aludir directamente a conceptos creativos que toman nuevas formas y nuevos espacios para acercarse a un público meta cada vez más expuesto a estímulos publicitarios. El significado de sus siglas es Below The Line (Debajo de la línea) lo cual le ubica en el contexto de lo no convencional y la distancia de la publicidad a la que tradicionalmente estamos habituados, aquella que masifica la comunicación y que se vale de la Tv, la Radio y los medios impresos.

El BTL ha sido una reacción a la necesidad de generar mensajes de mayor impacto y ha dado paso a una verdadera evolución creativa, ya que los avances de la comunicación han situado a las marcas en una encrucijada en la cual diferenciarse es la clave, puesto que equivale a su supervivencia en la mente del consumidor.

Sin embargo, aunque es una práctica empleada desde épocas más tempranas del desarrollo publicitario su agrupación conceptual y su desarrollo, en consecuencia, ha generado el impacto que hoy ostenta. El marketing directo, la organización de eventos, POP, Trade Marketing, entre otros, son elementos que hoy en día son agrupados entre las actividades BTL que puede implementar una marca o empresa, lo cual nos permite afirmar que son por esencia mecanismos más directos de interacción que permiten establecer una relación más inmediata con el consumidor.

En tal sentido es importante destacar la diferencia esencial que se logra mediante la publicidad ATL, que lo distancia del BTL. El empleo de esta publicidad no convencional es una manera efectiva de generar experiencias memorables con las marcas. Todo espacio es susceptible de ser usado para publicidad. Desde las escaleras de un centro comercial hasta las puertas de los sanitarios. Las formas de acercarse al consumidor son tan variadas como dicta la imaginación.

“Cada vez más, agencias y anunciantes buscan llegar a sus consumidores con mayor eficacia, en lugares innovadores y en momentos inesperados. Ya no basta con tener una alta frecuencia ni contar con el alcance que ofrecen los medios masivos. Es necesario estar en el momento justo, entregar el mensaje adecuado y usar la forma ideal para reforzar o, incluso, cambiar la decisión de percepción (y de compra) del público con respecto a una marca”, tal y como fuera afirmado por la revista Producto en su edición 261.

En tal sentido, el hecho de que el BTL constituye hoy por hoy una de las herramientas más poderosas al servicio de la publicidad, por constituir una verdadera línea de conexión eficaz entre empresas y consumidores, nos permitimos aseverar que su crecimiento en los próximos años nos seguirá sorprendiendo de formas inesperadas, por lo que vale la pena decir : ¡Hablemos de BTL!

No hay comentarios:

Publicar un comentario